CONDICIONES DE USO
CONTACTOS
PORTADA

Opositores: Constitución no representa a la mayoría de los cubanos

Radio y Television Marti, Diciembre 24, 2018

Opositores en Cuba criticaron este domingo la votación unánime con la que el Parlamento aprobó el borrador final de la nueva Constitución, que irá a referendo popular el 24 de febrero.

Los 583 diputados respaldaron, uno a uno, el texto que debe sustituir la actual Carta Magna y que mantiene al Partido Comunista como "fuerza dirigente superior de la sociedad" y el comunismo como aspiración.

Manuel Cuesta Morúa, integrante de la opositora Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD), dijo que esa "unanimidad" refleja "un mayor divorcio" entre el estado y la sociedad.

"Como proyecto de constitución, nació sin la legitimidad ciudadana", aunque el gobierno haya hecho "un amago de consideración a la soberanía", señaló el opositor.

Cuesta Morúa aseveró que la constitución regresó de la "consulta popular en términos mucho más reaccionarios", con una débil legitimidad que se suma a la ilegitimidad preexistente de "un presidente no electo".

Esta es una constitución que refrenda "la soberanía del Partido Comunista y no la de los ciudadanos", subrayó el opositor.

Cuesta Morúa considera que el uso del término "comunismo" refleja el temor que siente el régimen por las aspiraciones de libertad del pueblo.La versión revisada del proyecto de Constitución instituye las figuras del presidente de la República y primer ministro, además de reconocer la propiedad privada y la necesidad de la inversión extranjera para el desarrollo económico.

Cuesta Morúa lo describe como una "constitución compuesta", que trata de satisfacer la economía capitalista por un lado y por otro "trata de mantener el barco en manos de la capitanía totalitaria".

Los diputados también aprobaron un artículo que dispone que "los medios de comunicación fundamentales no pueden ser objeto de ningún otro tipo de propiedad que no sea la socialista de todo el pueblo".

Para Yoani Sánchez, fundadora del diario independiente 14ymedio, la aprobación de este texto era lo esperado para un Parlamento que en más de 40 años "nunca ha rechazado una ley".En uno de sus giros más polémicos, la Comisión Constitucional eliminó el controvertido artículo que abría la puerta al matrimonio gay.

Mariela Castro, que había impulsado la medida desde el oficialismo, defendió la modificación y aseguró que "los derechos de todas las personas quedan blindados en el nuevo texto constitucional".

El analista político Enix Berrios considera que la nueva Constitución no resolverá la urgente necesidad de cambios que necesita la sociedad cubana.Una campaña en las redes sociales con la etiqueta #YoVotoNo pide rechazar en el referendo este borrador final por considerarlo antidemocrático y ajeno a la pluralidad de la sociedad cubana.