CONDICIONES DE USO
CONTACTOS
PORTADA

UNIVERSIDAD DE MIAMI CERRARA INSTITUTO DE ESTUDIOS CUBANOS Y CUBANOAMERICANOS

Por Nora Gámez, El Nuevo Herald, Miami, 10 de julio-- El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos dejará de operar en la Casa Bacardí de la Universidad de Miami a partir de mediados de agosto, informó a El Nuevo Herald su director, Jaime Suchlicki.

En un comunicado publicado el viernes, la Universidad de Miami (UM) informó de la salida de Suchlicki, quien se mantendrá en el cargo hasta el 15 de agosto.

“La Universidad de Miami agradece a Jaime Suchlicki su extraordinario servicio a esta casa de estudios y a la comunidad de Miami”, dijo el presidente de UM, Julio Frenk. “Él ha dedicado su carrera al estudio de Cuba y ha compartido su gran experiencia con generaciones de estudiantes, académicos y miembros de nuestra comunidad”.

Después de 50 años en esa universidad, Suchlicki dijo que su salida “no se trata de un retiro”, sino de una “renuncia” debido aparentemente a diferencias con el presidente Frenk sobre el futuro de los estudios cubanos en esa institución.

“ICCAS lo voy a recrear en otro lugar, posiblemente en el Museo de la Diáspora Cubana y el personal se va conmigo”, añadió.

El centro, que no pagaba alquiler en la Casa Bacardí, se autofinanciaba y su presupuesto no dependía de UM.

Entre los planes de UM estarían la consolidación de varios centros en un Departamento de Estudios Latinoamericanos y el fortalecimiento de relaciones institucionales con universidades cubanas, con programas similares a los que tienen ya varias universidades estadounidenses, muchos impulsados por el deshielo de las relaciones con Cuba promovido por el entonces presidente Barack Obama.

La Universidad de Miami no contestó a preguntas al respecto enviadas por El Nuevo Herald. En su comunicado indica que realizará una búsqueda para contratar a un académico experto en el campo de los estudios cubanos y cubanoamericanos “para continuar la investigación y la colaboración con sede en la Casa Bacardí”.

La Casa Bacardí, concebida como una casa cultural cubana, fue creada gracias a una donación de la Fundación Familia Bacardí y abrió sus puertas tres años después de la creación de ICCAS en 1999. La compañía no contestó inmediatamente una petición de comentario.

El comunicado añade que la Casa Bacardí “juega un papel importante tanto en la promoción de una mayor comprensión de los problemas cubanos contemporáneos como en servir de lugar de encuentro para la comunidad cubanoamericana, y proporcionará valiosos aportes en esta importante búsqueda”.

“La Casa Bacardí se había convertido en un templo cultural de Miami y el centro [ICCAS] en uno de los más importantes centros académicos sobre Cuba, posiblemente en el mundo”, señaló Suchlicki, quien deja también la cátedra Emilio Bacardí en el Departamento de Historia de esa universidad.

ICCAS ha sido un centro prolífico que ha producido libros, artículos y bases de datos sobre Cuba, además de organizar seminarios, conferencias y cursos cortos. También produjo un documental narrado por el actor cubanoamericano Andy García sobre la historia de Cuba. Los miembros de ICCAS son citados frecuentemente en los medios y gozan de prestigio en la comunidad local de exiliados cubanos.

 Aunque es un centro de tendencia conservadora y muy crítico del gobierno de Cuba, otro de sus investigadores, Pedro Roig, destaca que ICCAS se ha centrado en producir investigaciones factuales, presentadas del “modo más balanceado posible”.

“El centro no va a cerrar, nosotros nos vamos a mudar y vamos a seguir haciendo las actividades de investigación que estamos realizando”, subrayó Roig.

ICCAS también ha auspiciado conferencias de prensa y actividades de miembros de la disidencia en Cuba y en el exilio.

“Creo que la Universidad de Miami debe continuar la labor en apoyo a la disidencia en Cuba y a los estudios cubanos”, concluyó Suchlicki.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres