CONDICIONES DE USO
CONTACTOS
PORTADA

Renuncia vocero de la Arquidiócesis de La Habana Orlando Márquez

DDC | La Habana | , abril 8 -- Orlando Márquez, portavoz del cardenal Jaime Ortega, presentó el jueves su renuncia como vocero de la Arquidiócesis de La Habana y como director de la revista Palabra Nueva, informó el mismo Mórquez en un comunicado y asegura que abandona el cargo por "razones estrictamente personales".

El exvocero, que comunicó la decisión al Consejo de Redacción de la revista, asegura que desde hace tiempo había expresado su inquietud de dejar de ser director porque le desagradan "los puestos vitalicios". Además de la dirección, renuncia "a cualquier otra responsabilidad directa con la publicación".

La decisión la había comunicado días antes al Cardenal, a quien le corresponde ahora encontrar un relevo, indica el comunicado.

Tras recordar que fue él el creador de la publicación, Márquez afirma que nunca la consideró como "algo personal, sino un servicio de la Iglesia en La Habana, o en Cuba". Fue la Iglesia, añade "la que me inspiró y posibilitó pensarla y hacerla realidad en compañía de otras personas, sacerdotes y laicos".

"Si la revista ha logrado aceptación no es por mí, sino por tantos colaboradores —entre ellos no católicos y no creyentes— que con sus trabajos han levantado múltiples puentes y desbrozado caminos para el encuentro en nuestro contexto y más allá", escribe Márquez.

Márquez insiste en que los motivos de su renuncia son personales y subraya que cree "en la necesidad de los cambios y las renovaciones".

Aagrega que "ha llegado la hora de apartarme para que otros continúen la obra, según sus posibilidades y estilos, experiencias y vivencias, confiado en que siempre será al servicio de la Iglesia y de los lectores, desde la verdad y la caridad”.

"Aunque no parezca necesario —prosigue Márquez—, prefiero insistir en que no hay otra motivación en esta decisión. Mis relaciones con mi arzobispo, el cardenal Jaime Ortega, son excelentes. Trabajar junto a él durante 25 años ha sido un privilegio y un aprendizaje constante, y añado una relación humana auténtica".

Márquez ha renunciado a su cargo ante el próximo relevo del cardenal Ortega al frente de la Arquidiócesis de La Habana. El purpurado cumple 80 años en octubre, cinco más de los que establece la legislación vaticana para la gestión de los obispos.

Sectores eclesiales esperan el nombramiento del nuevo arzobispo capitalino antes del verano. Entre los sustitutos que se barajan están los obispos Emilio Aranguren, de Holguín; Arturo González, de Santa Clara, y Juan de Dios Hernández, auxiliar de La Habana.