Primera Parte

"Sólo la verdad nos pondrá la toga viril"

José de la Luz y Caballero

Por el Dr. Wilfredo Ventura*

A ninguna causa le conviene la falsificación. Por tanto, se impone recordar algunos eventos para exponer --con pruebas testimoniales y documentales como corresponde al periodismo honesto-- que los foros paralelos en pro de los derechos humanos en Cuba comenzaron desde finales de los años ochenta del siglo pasado en Ginebra.

Un año después que el activista Ricardo Bofill llegó en 1988 a Estados Unidos de América portando una maleta llena de documentos relacionados con las violaciones de los derechos humanos en Cuba, se produjo un acuerdo entre ese activista, este redactor, el ingeniero Ramón Guín (fallecido) y Gustavo Arcos Bergnes para presentar

aquellas denuncias --y otras que se recolectaran en el futuro-- en acto que realizaríamos al mismo tiempo que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU sesionara cada año en Ginebra.

Esta iniciativa, bautizada con el nombre de "Forum Paralelo para los Derechos Humanos", también fue impulsada por compatriotas como Orlando Blanco Varona y su esposa Dolores Blanco (cariñosamente llamada Lolita por sus amigos), quienes residen en Ginebra y son dueños de la galería de arte Editart cerca del Palacio de las Convenciones de Naciones Unidas en esa ciudad.

Desde los inicios del Forum Paralelo la galería Editart fue el principal punto de reunión de los activistas cubanos y extranjeros que asistían a este evento y allí se desarrollaron múltiples actividades a favor de los derechos humanos en Cuba.

A principio de los 90, siendo Alto Comisionado de la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra el ecuatoriano José Ayala Lazo, los participantes en el Forum Paralelo comenzaron a ser recibidos en el Salón de Convenciones de la Comisión de Derechos Humanos. Orlando Blanco, su esposa Lolita, la italiana Laura González (fallecida), Ricardo Bofill, el médico Ernesto Herrero (fallecido), Ramón Guín, Frank Calzón, el poeta y ex preso político Ernesto Díaz, la embajadora de Nicaragua ante la Comisión de Ginebra Aidé Marín, así como quien redacta este escrito, fuimos algunos de los integrantes de las representaciones atendidas por el máximo organismo de derechos humanos.

En mi opinión este procedimiento fue muy positivo para la lucha por las libertades básicas en Cuba porque los informes del Forum Paralelo fueron recibidos directamente por la Comisión de Derechos de la ONU hasta que los representantes de los regímenes de Libia, y luego de Cuba, ocuparon la presidencia de la Comisión, no obstante ser violadores sistemáticos de los derechos del hombre. Por esta razón los integrantes originales del Forum rompimos la relación directa con esa entidad de Naciones Unidas aunque nunca dejamos de asistir anualmente a Ginebra para celebrar nuestra asamblea de denuncias contra el castrismo.

Con el transcurso del tiempo otras personalidades y representantes de organizaciones comenzaron a participar en los Foros Paralelos en Ginebra como el Sindicato de Plantas Eléctricas de Cuba en el Exilio, la Fundación Rómulo Gallegos de Venezuela, MAR por Cuba, la Fundación Andrei Sájarov de Rusia, la Asociación Medio Ambiental y otras más.

Entre las actividades desarrolladas en torno a los foros paralelos se destaca la visita a la sede de la Cruz Roja Internacional en Ginebra donde un grupo de cubanos nos entrevistamos con el presidente de esa institución Cornelio Somaruga. En esta cita se planteó el plan elaborado meses antes de entregar periódicamente a los sufridos compatriotas de la Isla entre 200 y 300 toneladas de medicinas, equipos y otros suministros médicos con la única condición de que esta ayuda humanitaria tenía que ser distribuida por nosotros y bajo la supervisión de la Cruz Roja Internacional pero el régimen comunista se opuso a ese justo requerimiento. ¡Esta negativa demuestra de donde proviene el bloqueo que verdaderamente perjudica al pueblo de Cuba!

Desde 1992 hasta 2002 cada Forum Paralelo tuvo por emblema una litografía diseñada y firmada por los distinguidos artistas plásticos cubanos Baruj Salinas y Roberto Estopiñan, ambos exiliados en Miami. En ocasiones los representantes de organizaciones también pusieron su firma en la litografía de ocasión como constancia de asistencia en el Forum Paralelo de Ginebra.

Al respecto, Ricardo Bofill señala: "La idea de conseguir una obra de arte emblemática para estos foros paralelos fue del doctor Ventura, quien también contactó a los artistas. La importancia de los forum en Ginebra es tremenda porque le dice cada año a los activistas en Cuba que no están solos en su tarea de defender los derechos humanos".

La celebración anual del Forum Paralelo para los Derechos Humanos no "fue instituida en el año 2002" como se asegura en el artículo "De la Comisión de Derechos Humanos al Consejo de Derechos Humanos" que publicó Diario Las Américas el 24 de marzo pasado. Estas asambleas de denuncia comenzaron en 1989 y así lo confirman sus fundadores.

Seguiremos recordando aquellas primeras etapas en Ginebra para dejar constancia de esos esfuerzos a las futuras generaciones de cubanos libres. (sigue)

PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS
HISTORIA DE LOS FOROS PARALELOS DE DERECHOS HUMANOS EN GINEBRA