María del Carmen no piensa en los trapos,
ni en lazos, ni en cintas, ni en viejas muñecas.
María del Carmen olvida a los novios,
la Patria es quien toca de noche en su puerta.

María del Carmen conoce la iglesia,
sabe donde está, pero no la visita.....
Noel Nicola, La Nueva Trova

 

El ex golpista militar devenido presidente de Venezuela por quien sabe què obscuros caminos del experto asesoramiento de La Habana en esos menesteres, ha reiterado que Castro es Papa Dios. Ha sido reiterativo y sin ruborizarse, por tanto es posible que realmente crea en la divinidad del dictador cubano.

A sòlo unas horas de que el Rey Juan Carlos de España, perdiese los estribos ante la chusmerìa de Chàvez en la Cumbre Iberoamericana y le dijese con ¨elegancia¨ lo que

hace nueve años alguien debìa haberle dicho: "¿Por què no te callas?", el iletrado presidente retomò la batuta de la vulgaridad y la blasfemia, la calumnia y el insulto, durante una concentraciòn pùblica en las calles de Chile.

Desde allì, volviò a llamar ¨Padre Nuestro¨ a Castro. Una llamada por celular diz que de Fidel (a saber) hizo que interrumpiera su verborrea interminable para dirigirse a la multitud: " Por favor, no hagan bulla que estoy recibiendo una llamada de Papa Dios. Por favor, alguien que me ayude a poner estas palabras en vivo por el micròfono". Era un susurro como el del cura que reza y no quiere ser interrumpido.

Aqui ha ocurrido un cambio de credo, un camuflaje. Y hace varios años que viene evolucionando el nuevo disfraz de la izquierda totalitaria.

Los comunistas rusos impusieron a los cubanos el ateìsmo cientìfico. Nombrar a Cristo no es grato, no es aceptado, es tabù. El ¨diccionario¨ verdeolivo diseñò la palabra ¨naturaleza¨ para hablar de la creaciòn. Las piedras volaban sobre ventanas y techos en las iglesias cubanas, y eso trajo una secuela de crìmenes y abusos infinita desde 1959. Ser cristiano en Cuba ha sido una barbaridad condenable. Un estigma social y polìtico. Una mancha en los expedientes escolares para la superaciòn profesional. Un conflicto entre el maestro de historia y su alumno catequista. Un problema ideològico para quienes buscan empleos. Un pasaje hacia la ciudadanìa de tercera clase.

Aùn despuès de la visita del Papa Juan Pablo II, cuya aceptaciòn por parte del ateo e intolerante Comandante en Jefe, asombrò al pueblo, la segregaciòn religiosa es una verdad vigente.

El cubano se adaptò a guardar el crucifijo bajo la camisa; volteò al revès el cuadro del Sagrado Corazòn de Jesùs o de la Virgen Marìa tras la puerta de entrada del hogar; el miedo vaciò los templos; la Fé se escondiò o quedò dormida con el fusilamiento de cientos de catòlicos. O sea, no hay verbo en ningùn idioma semànticamente capaz de aquilatar la crueldad con que el totalitarismo marxista a lo Castro, combatiò a Papa Dios en nuestra isla.

La UMAP y otras prisiones fueron campos de concentraciòn para Testigos de Jehovà, curas, monaguillos, adventistas o pastores protestantes. Recordemos solo un ejemplo: el Pastor Evangélico Orson Vila, una versiòn criolla del Billy Graham norteamericano, condenado a prisiòn de màximo rigor en Camagüey por sus campañas de sanaciòn multitudinarias y sus cultos evangelizadores.

Escapaban, aunque no todos, los practicantes de religiones africanas como santeros y espiritistas, considerados màs bien como artistas folklòricos afrocubanos.

La reacciòn de los comunistas huèrfanos de la Madre Rusia es tràgica y el fracaso de la filosofìa marxista leninista reclama un credo, aunque sea blasfemo: un insepulto Fidel Castro a punto de ser canonizado. No importa cuan grotesca sea la imagen, lo importante es mantener al auditorio con la mirada puesta al cielo, aunque presagie tormenta y apocalipsis. Los petrodòlares vienen a ser una especie de manà y la intervenciòn de todo lo privado, desde las tierras hasta las letras, es una continuaciòn de la obra maestra ¨castriana¨ en la Isla cautiva.

Un dictador amigo de los humildes. ¿Quièn mejor que Fidel Castro Ruz, que destruyò toda la economìa nacional, para desempeñar ese mesiànico poder de ¨repartir¨ equitativamente ¨la pobreza¨ y la desesperanza? ¿Quièn como este genocida moribundo para desempeñar el papel de Dios pagano y apuntalar la fàbula chavista en Amèrica Latina?. ¡Eso si! Los jefes del trono celestial del castrianismo siempre seràn saciados!

Calìgula tambièn se creyò Dios. Es un buen ejemplo comparativo. Dèspota, cruel, necio...ha sido recordado como un gran loco, un asesino despiadado, uno de los peores emperadores de la historia de Roma. Hablaba con los dioses y al mismo Jùpiter le decìa: ¨Sùbeme, o te hundirè¨. Ademàs platicaba con la Luna, incluso le daba consejos. Borracho de poder, creyò ser Dios. Todos los cèsares habìan sido nombrados dioses tras su muerte, pero èl quiso serlo en vida. Sin dudas se trataba de un Dios cruel y nefasto para los ciudadanos de Roma...

Tambièn Castro ha sido llamado Dios en vida por uno de sus mejores bufones: Hugo Chàvez Frìas.

Los barbudos bajaron de la Sierra Maestra con crucifijos sobre el pecho. Con la cruz de Jesus Cristo por delante bajaron al llano. A los pocos años, destruyeron altares, fusilaron a jòvenes cristianos y encarcelaron a miles. En la agonìa del viejo dèspota, resucitan los rezos y levantan templos.

Chàvez es el elegido para coronar al Calìgula tropical, bajo una nueva doctrina socialista, pura y renovada: del ateìsmo ruso al castrianismo cubano. Chàvez nos enseña el secreto de la mitomanìa...

 

PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS
Roxana Valdivia *, noviembre 13

LOS COMUNISTAS: DE ATEOS RUSOS A CREYENTES ¨CASTRIANOS¨