HACIA UNA BASE COMUN DE LOS MOVIMIENTOS CÍVICOS DENTRO DE CUBA

Para Cuba que sufre La primera palabra

El pueblo de Cuba y la comunidad internacional deben conocer lo que piensan y quieren para nuestra Patria las agrupaciones de los diversos movimientos cívicos y también de los periodistas, intelectuales y de todos los ciudadanos que trabajan dentro de Cuba por los cambios pacíficos hacia la democracia, el respeto a los derechos humanos y la reconciliación entre los cubanos.

A través de los años diversas agrupaciones han realizado valiosos esfuerzos para plasmar las posiciones compartidas, llegando a resultados positivos que forman parte del caudal de ideas, propuestas y objetivos que como mensaje de esperanza, inspirados en el amor al pueblo de Cuba, hemos proclamado individualmente o en diversas concertaci concertaciones, la mayoría de las agrupaciones pacificas

dentro de Cuba. Los legítimos intereses, sueños y derechos del pueblo de Cuba, deben ser y son el fundamento de nuestras posiciones. Por esto aun en la diversidad de estilos y en la riqueza que produce un sano y responsable pluralismo, debemos anunciar nuestra BASE COMUN. Estamos seguros que esta BASE COMUN existe y que solamente tenemos que trabajar para plasmarla y anunciarla y así servir a Cuba inspirados en el espíritu martiano que pone al cubano, al pueblo, a la Patria por encima de intereses particulares, vanidades y posiciones propias al decirnos: “La Patria es ara y no pedestal”.

Con esta motivación que sabemos está en lo profundo de nuestros corazones y los de todos nuestros hermanos de todos los movimientos cívicos, proponemos que trabajemos juntos para plasmar esa BASE COMUN, que será nuestra primera palabra para Cuba que sufre.

Lo que expresamos a continuación no excluye a ninguna de las agrupaciones y bloques que consideran que es mejor organizarse en alianzas, opción que consideramos respetable y también legítima.

La propuesta que hacemos no tiene como objetivo formar un bloque, alianza o concertación entre las agrupaciones, ni presentarnos nosotros mismos de manera mas o menos organizada. Debemos presentar a los cubanos el fundamento de nuestro trabajo y lucha pacifica, que son los sueños, esperanzas y metas de los cubanos y el camino pacifico para realizarlos. Creemos, sin excluir , ni desmeritar el valor de las muchas iniciativas positivas que se desarrollan, que el pueblo de Cuba necesita y espera, especialmente esta BASE COMUN.

Respetamos a los que no quieran participar pero le exhortamos a que no priven a este proceso de la riqueza de sus aportes. No emplazaremos a nadie públicamente a participar ni haremos señalamiento o critica alguna. Este proceso exige la responsabilidad, la laboriosidad y la discreción de los participantes para poder lograr el objetivo que es ofrecer el resultado final. Esperamos que todos dentro y fuera de Cuba comprendan que no nos interesa resaltar lo que nos separa y mucho menos enfrentarnos, sino encontrar lo que nos une.

Tampoco necesitaremos reunirnos para llegar a estos resultados con todo rigor y lealtad. Será un proceso transparente en el que, sin exclusiones, todos las agrupaciones y ciudadanos que trabajan por los objetivos mencionados están llamados a participar en igualdad de condiciones, ya que todos tienen ya definidos su principios y fundamentos. Solo tenemos que identificar los que son comunes. Para esto proponemos este método de participación, en el que inicialmente cada agrupación o ciudadano plasma o identifica sus presupuestos básicos en un modelo, pero después en un segundo paso podrá conocer todas las otras posiciones básicas de las demás agrupaciones, así podremos enriquecernos todos y considerar otras ideas y enunciados antes de que cada cual definitivamente escriba o señale con precisión los que considera sus propias puntos básicos. Entre estos resaltaran los que en esencia constituyan la misma idea: BASE COMUN.

Cubanos , no renunciemos a nuestros sueños, despertemos para realizarlos.

Sea nuestra primera palabra para servir al pueblo, para abrir la esperanza:

Para Cuba que sufre la primera palabra.

Oswaldo Payá Sardiñas

Coordinador Movimiento Cristiano Liberación

 

PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS