PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS

 

 

Por Miriam Leiva, Agosto 30, 2021, 2021

LA HABANA, Cuba. – La convocatoria a los habitantes del municipio de Rodas para la inmunización con la vacuna china Sinopharm este 29 de agosto sorprendió a cubanos y extranjeros, debido a la propaganda del Gobierno cubano, el cual ha insistido en que los 11 millones de habitantes del país serían inmunizados con la primera vacuna producida en América Latina y el Caribe. Hasta ahora, la población no había sido informada sobre la compra, donación o aplicación de Sinopharm.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El esquema de vacunación con dos primeras dosis chinas y una tercera cubana (Soberana Plus) se extenderá a toda la provincia de Cienfuegos. Podrán vacunarse  todos los mayores de 19 años, aunque se espera la inclusión de los niños mayores de 12 años en septiembre, según el Dr. C. Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay de Vacunas (IFV). 

Soberana 02 y Soberana Plus recibieron el Autorizo de Uso de Emergencia del Centro de Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) el 20 de agosto. En la ciudad de Cienfuegos se realizó la vacunación con tres dosis de Abdala a los adultos mayores de 60 años y a las gestantes con más de 15 años de edad a partir del 29 de julio. Esta provincia mantuvo la COVID-19 controlada hasta abril, cuando los casos se elevaron hasta alcanzar, en ese momento, la mayor cantidad de positivos al coronavirus reportados en un territorio de Cuba en un solo día.

Los cubanos se preguntan si la súbita inclusión de Sinopharm en el esquema de vacunación se debe a la presunta imposibilidad de producir suficientes dosis de las vacunas nacionales para cumplir la meta del Gobierno de tener inmunizada a toda la población antes de finalizar 2021. Quienes hayan sido inyectados con el medicamento de producción nacional no serán admitidos en la mayor parte de los países hasta que las vacunas sean reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras las chinas ya lo han sido. También surge la incógnita de si la combinación sería aceptada fuera de nuestras fronteras, pero la china solo requiere dos dosis de manera que probablemente la cubana pase inadvertida allende los mares. 

Miles de cubanos aspiran a viajar tan pronto como se restablezcan los vuelos para continuar las lucrativas compras, visitar a sus familiares o abandonar definitivamente el país. Posiblemente quienes se han vacunado con la producción nacional procurarán repetir con la china o comprar una acreditación para mostrarla en el extranjero.  

El IFV anunció el nacimiento de Soberana a sugerencia del gobernante Miguel Díaz-Canel el 28 de julio de 2020, y en agosto del mismo año comenzó el ensayo clínico con 20 personas. Cuba cuenta además con las vacunas Mambisa, aplicada por vía nasal, y Abdala, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología. Desde entonces, los científicos cubanos han ofrecido conferencias de prensa, han comparecido en las reuniones del Grupo Temporal del Gobierno para la Prevención y Control de la COVID-19 y en la televisión nacional sin que mencionaran la utilización de la vacuna china. 

El 10 agosto, el Dr. Vérez informó a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que se realizaba la producción de miles de dosis de Soberana para la vacunación en el país, luego de la autorización del uso de emergencia de Soberana 02 y Soberana Plus por el CECMED. También añadió que se avanzaba en los ensayos clínicos de Soberana 01 en Cienfuegos.

En la ciudad de Cienfuegos se terminaría de aplicar la tercera dosis de Abdala a los mayores de 19 años, y a los mayores de 70 adicionalmente se aplicaría Biomodulina T para el fortalecimiento del sistema inmunológico, informó el Dr. Luis Gerardo Morales Pérez, vicedirector municipal de Salud, a Perlavisión. Las personas que no han recibido ninguna dosis de Abdala tendrán la posibilidad de ser vacunados en sitios habilitados en ocho policlínicos una vez concluida esta fase. Para quienes contrajeron el virus en la etapa de vacunación, se valora la inmunización con Soberana Plus, aplicada a los convalecientes de la enfermedad.

La participación de las vacunas chinas tampoco se mencionó en la información sobre el recibimiento del tercer cargamento de ayuda con 22 toneladas de kits de detección de antígenos, mascarillas, trajes, guantes y gafas de protección, y otros artículos para el personal médico, cuyo arribo ocurrió este 28 de agosto. El embajador chino en Cuba expresó que su país continuaría enviando donativos de emergencia como suministros médicos, medicinas y alimentos a Cuba.

A comienzos del presente año se conoció sobre la colaboración para obtener la vacuna Pan-Corona, efectiva frente a distintas cepas del SARS-CoV-2, según informó la agencia Xinhua. Según Gerardo Guillen, director de Investigaciones Biomédicas del CIGB, el proyecto surgió a solicitud de la parte china. Los científicos cubanos desarrollan el producto en las instalaciones del Centro de Innovación Biotecnológica con equipos y laboratorios diseñados por especialistas nacionales en la ciudad de Yongzhou, provincia de Hunan, desde 2020. 

En enero de 2021 se anunció la firma de un acuerdo entre el IFV y el Instituto Pasteur de Irán para producir Soberana 02 en el país persa, y el 29 de junio las autoridades iraníes autorizaron el uso de emergencia. En febrero, el Dr. C. Vérez anunció que el Instituto se preparaba para producir 100 millones de dosis de Soberana 02, según publicaron los medios de Ankara, Turquía. 

Llama la atención que Soberana se atrasó en relación con Abdala, producida en cantidades suficientes como para vacunar a los más de 2 millones de habitantes de La Habana y más allá, ahora no se utiliza; mientras Soberana Plus depende de la vacuna china.

 

¿Acaso Soberana no es suficiente?