PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS

 

 

Por Marinellys Tremamunno, Junio 4, 2021

ROMA, Italia.- “No hay elecciones libres y democráticas en Venezuela, además del control social que ellos aplican (los miembros del régimen de Nicolás Maduro), por distintas vías, lo convierten en tiempos electorales en una suerte de extorsión política o de chantaje político para la población”, denunció en entrevista exclusiva con CubaNet el líder de

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

oposición Andrés Velásquez, quien rechazó el llamado a elecciones municipales y regionales para el próximo el 21 de noviembre, realizado por el Consejo Nacional Electoral de Venezuela.

El CNE es el organismo que tiene la responsabilidad de realizar los procesos electorales en el país sudamericano, pero sus autoridades carecen de plena legitimidad, pues fueron nombradas el pasado 4 de mayo por la cuestionada Asamblea Nacional elegida por Nicolás Maduro, la cual además no es reconocida por Estados Unidos, la Unión Europea y los países democráticos de occidente.

Andrés Velásquez es miembro de la Dirección Nacional del partido “La Causa R” y es conocido por su verbo aguerrido, el cual mantiene desde sus inicios en el mundo sindicalista. En 1989 fue el primer gobernador electo por voluntad popular en el estado Bolívar, reelegido en 1992, para luego ser elegido parlamentario de la Asamblea Nacional por el Estado Anzoátegui (2000-2005) y posteriormente por el estado Bolívar (2010-2015).

Hoy se presenta en Twitter como “Legítimo gobernador electo del Edo. Bolívar”, luego del fraude que denunció en las eleciones regionales de octubre de 2017, cuando el CNE no reconoció su triunfo como candidato a la Gobernación del estado Bolívar, juramentando al candidato del “Partido Socialista Unido de Venezuela” (PSUV), Justo Noguera Pietri. Una experiencia que le da la plena autoridad para poner en duda la transparencia y autonomía del CNE.

“Las elecciones que están convocadas, que las colocan o las justifican porque están convocadas constitucionalmente, son elecciones que no le dan al ciudadano ningún incentivo democrático de confianza para participar en ellas. Nicolás Maduro se burla del voto soberano de la población de distintas maneras, porque pone a ganar a quien le da la gana, le arrebata victorias a quien le da la gana, y yo soy un ejemplo de eso en el estado Bolívar, que demostré un fraude con pruebas en mano y, sin embargo, no se corrigió”, dijo.

“Venezuela está peor que Cuba”

En la conversación con CubaNet, Andrés Velásquez recordó que además de la falta de garantías democráticas, Venezuela vive una situación de “emergencia humanitaria compleja”, como lo ha definido las Naciones Unidas, que alertó que “más de 3millones y medio de niños de edad entre 0 y 5 años están en riesgo de morir por desnutrición” y que este año el éxodo de venezolanos “podría superar a los de Siria”. Destacó que hablar de la pobreza en el país no sólo es “doloroso y triste”, sino que “es humillante, porque se trata de un país petrolero, que recibió tantos recursos y no hay justificación alguna para se encuentre en esta situación”.

“En Venezuela estamos peor que Cuba desde punto de vista social, con más hambre diría yo”, afirmó el líder sindicalista, y explicó que los ciudadanos viven en condición de “esclavitud laboral”, porque no se respetan ni la Ley del Trabajo ni los acuerdos internacionales en materia laboral, de los cuales es signatario el país. “Hay trabajadores que reciben en contra prestación de comida, trabajadores que laboran solo por comida, porque el salario en Venezuela desapareció”, puntualizó.

Velásquez aprovechó la ocasión para evidenciar la grave situación que se vive en el Arco Minero del Orinoco, en donde asegura que los trabajadores mineros son “esclavos”, pues “no hay horario, ni condiciones del medio ambiente del trabajo, no hay respeto por la naturaleza, otro de los elementos grave”. Con la minería ilegal “están deteriorando las cuencas de los ríos. Es un asunto verdaderamente grave, de los más graves que tiene Venezuela en su presente y que vamos a tener para nuestras próximas generaciones en el futuro”.

La ley la imponen las mafias

De acuerdo con el informe publicado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, 500 000 trabajadores venezolanos están involucrados en operaciones mineras ilegales, atrapadas en un contexto generalizado de explotación laboral y altos niveles de violencia por parte de grupos criminales que controlan las minas en el área.

Como exgobernador por dos períodos del estado Bolívar, Andrés Velásquez hizo una radiografía de la situación en el Arco Minero del Orinoco: “Eso es otro país diríamos, el Estado como tal no existe y la ley la imponen grupos violentos, de los cuales hay una multiplicidad representados. Están los grupos de delincuencia organizada que en Venezuela se denominan los ‘pranes’, que son jefes criminales, con sus bandas armadas. Está la presencia de grupos irregulares colombianos, el ELN (Ejército de Liberación Nacional) de Colombia, las FARC de Colombia y los grupos disidentes de las FARC. El Cartel de Sinaloa también está presente y, lamentablemente, están presentes las mafias constituidas por grupos de las Fuerza Armada Nacional, individuos concretos que tienen allí también una suerte de mafia y de tráfico con contrabando de oro y otros minerales preciosos. La ley la imponen estos grupos”.

El problema es Cuba

“Si en Venezuela contáramos con instituciones democráticas, independientes, autónomas, tal como están descritas y establecidas en nuestra Constitución, y que sirvieran entre sí de equilibrio en el juego democrático, no estuviéramos asistiendo a este deterioro y degradación del país que avanza peligrosamente hacia lo que se define como un Estado fallido, colocándonos en esta devastadora situación de pérdida de valores, pérdida de la razón social del trabajo, pérdida de nuestra soberanía alimentaria y pérdida de nuestra soberanía territorial”,  aseguró.

Y con los riesgos que implica en un contexto como el descrito anteriormente, Andrés Velásquez confirmó que en Venezuela no hay libertades. “La dictadura presente en Venezuela yo diría que tiene varios aspectos: el fundamental es el aspecto de la libertad. En Venezuela no existe esa posibilidad de la alternancia en el poder, porque en régimen dictatorial y tirano controla absolutamente todos los mecanismos electorales del país. No hay institucionalidad, ese equilibrio que las instituciones autónomas e independientes dentro del Estado tienen o que generan el equilibrio con el Poder Ejecutivo, eso no existe. El Poder Ejecutivo Nacional controla absolutamente el Poder Judicial, el Poder Electoral y el Ministerio Público. No hay separación de poderes, que es la base fundamental de un sistema democrático, eso no existe en Venezuela. Aquí está la razón fundamental de la condición tiránica y totalitaria de este régimen”.

¿Cómo se llegó a este punto de destrucción democrática? “Yo creo que parte del grave problema que nosotros tenemos en Venezuela es que Chávez, y después Maduro, se entregaron o se arrodillaron ante Cuba. Y aquí Cuba, su penetración, su influencia y su control interno en el país, es real, palpable, es verificable. Por ejemplo, los cubanos controlan la dirección de puertos, aeropuertos, controlan registros públicos, controlan notarías públicas y Venezuela privatizó su sistema de salud pública, se lo entregó a los cubanos”.

El líder opositor confirmó que, con la intervención de Cuba en Venezuela, “todas las instituciones han sido asaltadas, colonizadas, demolidas, usurpadas”.

 

Con la intervención de Cuba en Venezuela “todas las instituciones han sido asaltadas y usurpadas”