- Presidente de Freedon House Sr. Peter Ackerman y a su Director Ejecutivo Sr. Jennifer Windsor
- Presidente del Swedish International Liberal Centre Sr. Lennart Nordfors
- Administrador de La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional Sr. Abdrew S. Natsios, y sus Administrador Adjunto Sr. Fredrick Schieck.
- Sr. Alexis Gainza Solensal, director de Misceláneas de Cuba
- Sr. Osvaldo Alfonso Valdés,
- todos los miembros de Misceláneas de Cuba.
Estimados Señores(as), me veo en la necesidad de dirigirme a Ustedes ya que, según declaraciones de la propia Misceláneas de Cuba, vuestras respectivas agencias y/u organizaciones contribuyen al financiamiento de esta. Pienso que es hora de poner en vuestro conocimiento, en que fines se emplea el dinero de los contribuyentes norteamericanos y suecos.

Misceláneas de Cuba, tanto como portal virtual o como asociación, puede considerarse a si misma barrida por los acontecimientos.

La realidad le ha aplastado contundentemente. El político liberal y director de Misceláneas Sr. Alexis Gainza Solenzal y de uno de sus colaboradores, Osvaldo Alfonso Valdés, han dado la prueba más feaciente de vivir en el Sahara estéril de su trayectoria política: nada más y nada menos que, en 56 minutos y unos pocos segundos de conversación telefónica internacional, utilizando el argumento ad terrorem para boicotear todo tipo de colaboración con la revista Cuba Nuestra.

Nada más y nada menos 56 minutos y unos pocos segundos para vertir veneno infame y falaz. Sólo el justo y debido tiempo, nada más. Pero también fue en ese climax cuando se activó la inmunidad moral de un hombre - esa que se llama dignidad - que como un Cristo, látigo en mano, expulsa a los mercaderes de la casa del padre. Nos referimos al Sr.Guillermo Morales Catá.

Los recientes hechos

El Sr. Guillermo Morales Catá ha puesto al descubierto ante la opinión pública internacional la campaña difamatoria, que libran los Señores Alexis Gainza Solensal y Osvaldo Alfonso Valdés, en una cuasi guerra personal, contra un grupo de intelectuales y analistas totalmente independientes de origen cubano en el Reino de Suecia, quienes editan la revista digital Cuba Nuestra. Considero que no es necesario hacer un recuento. A los interesados le recomendamos el texto de ocho páginas escrito por el Sr. G. M. Catá bajo el titulo de "El artículo que nunca se publicó"

El modus operandi de Misceláneas de Cuba ha quedado al descubierto: llamadas telefónicas, correos electrónicos (e-mails), conversaciones privadas y publicación de trabajos con contenido tendencioso, en algunos casos, y en otros en franca y abierta ofensiva con terminologías tales como "criptoscastristas", "socialistas", "hijos de su madre", etc, contra todo lo que para ellos significa Cuba Nuestra.

Los miscelánistas se han dedicado a intentar boicotear y aislar a Cuba Nuestra, ya sea mediante la captación e incluso el "robo", en determinados casos, de colaboradores de Cuba Nuestra, el pago de salarios a periodistas independientes, la presión hacia quienes desean colaborar con nosotros, o sembrando dudas contra nosotros en cualquier escenario tanto real como virtual.

El caso denunciado civicamente por el Sr. Guillermo Morales Catá, no es el único y tenemos constancia de ello, pero este ha sido la gota que colmó la copa. Le preguntamos a Ustedes sí el dinero de ayuda de los contribuyentes norteamericanos y suecos está destinado para llevar a cabo campañas de descrédito como esa contra Cuba Nuestra con mejantes metódos, ¿existe en el presupueto de ayuda de vuestras organizaciones espacio para llamadas telefónicas internacionales con el objetivo de denigrar la dignidad humana de aquellos que no comparten ideas y líneas políticas con Misceláneas de Cuba? ¿Existe en esos fondos la posiblidad de pagar honorario como "ayuda humanitaria" a periodistas independientes dentro de Cuba, para que sólo escriban en exclusividad para Misceláneas? ¿Es la manera de actuar de Misceláneas el modelo de democracia que se aspira en la Cuba del futuro? ¡Con demócratas comos esos no necesitamos dictadores!
Consideramos que es legal y positivo que las organizaciones tengan acceso a fondos finacieros y ayuda para poder desarrollar sus proyectos. Sin embargo, siempre en Cuba Nuestra hemos marcado que el dinero que se le entrega al exilio y a la oposición cubana también es capaz de corromper, prueba y reflejo de ello es el actuar de estos miscelánistas. Cuando se puede ir por el mundo acompañado de tan poderoso caballero, como es Don Dinero, las causas e ideas más sanas pierden su valor heurístico, para convertirse en simples intrumentos del o los poderes y sus clientelas.
El Miscelaneasgate
Tal vez los Señores Alexis Gainza Solenzal y Osvaldo Alfonso Valdés se creyeron que la dignidad y el decoro estaban extinguidas entre los cubanos, pero se equivocaron rotundamente, pues el coraje civico demostrado por el Sr. Guillermo Morales Catá está a la altura de quien, precisamente en este año 2007, cumplió una centuria de nacido, nos referimos a Eduardo R. Chivás, que pusiera en boca y corazón de los cubanos en los años cincuentas del siglo pasado la famosa frase "verguenza contra dinero".
La publicación hecha por el Sr. Guillermo Morales Catá sobre las intrigas del director de Misceláneas de Cuba Sr. Alexis Gainza Solenzal y de su colaborador (¿empleado?) Sr. Osvaldo Alfonso Valdés contra Cuba Nuestra la pudieramos denominar y clasificar como el comienzo de un "Misceláneasgate"


Las causas

El odio miscelánista contra Cuba Nuestra no es obra del azar ni la vida política, sino el claro resultado de posiciones irreconciliables del pensar político-ideológico y de rectitud intelectual y moral. El tema ha sido tratado con anterioridad por Carlos M. Estefanía, director de Cuba Nuestra en "Dios los cría y el Diablo los junta"

En estos momentos no recibimos financiamiento alguno para realizar con plenitud la labor informativa encaminada a acelerar la democratización de la sociedad cubana que nos proponemos, no gozamos de la oportunidad de poder viajar a Brúselas, Vilnius u otro lugar del mundo, a fin de participar en las actividades relacionadas con el proceso de democratización de la isla, privilegio que favorece a otras organizaciones. Pero tampoco la tenencia de esos recursos haría que escribieramos correos electrónicos o llevaramos a cabo llamadas telefónicas con el objetivo de convencer a determinadas personas de que dejen de colaborar con otros, ni a que exigiriamos de que sólo se debe colaborar con nuestro portal, mucho menos a sembrar dudas sobre la honorabilidad y las posiciones políticas de aquellos con quienes no compartimos ideas. No son nuestros principios ni los compartimos. Ùnicamente hemos hecho uso comedido del derecho a réplica pública, sana y abierta, ante las infamias que se propagan en contra nuestra, de la misma manera que procedemos a ello en esta ocación.

"Nosotros portamos la hidalguía, la moral, la razón como aquellos que en la Asamblea de Guáimaro proclamaron "con la verguenza cubanos" cuando todo parecía perdido y no se tenía recursos para continuar la guerra" – dije en una repuesta al Sr. Luis Baralt, en un artículo titulado "¡Con la verguenza, cubanos!" .

Para sólo poner un ejemplo de esto podemos decir que enviamos una carta abierta al propio Sr. Alexis Gainza Solansal, solidarizándonos con él cuando un grupo de latinoamericanos al servicio de la embajada del régimen de Castro le amenazó seriamente en la vía pública.

En cambio nunca recibimos solidaridad de parte de este ni como humanos, ni como cubanos, cuando denunciamos a la empresa Dell Sverige AB, propiedad norteamericana, quienes nos negaron la venta de dos ordenadores, caso en el que se cometieron violaciones de las leyes internacionales, la jurisdicción de Suecia y toda legislación contra la discriminación al consumidor y étnica de la EU y nuestro país, por la simple razón de que "La Sociedad Académica Eurocubana" (SAEC), porta en su nombre el gentilicio de "cubana" y por el origen cubano de sus miembros.

Con la apertura que debe caracterizar al proceso de democratización de Cuba y la flexibilidad inherente de la prensa informativa, le ofrecemos a los Señores Gainza Solensal y Alfonso Valdés espacio en el portal de Cuba Nuestra para que expongan públicamente las consideraciones mucho más serias que el infantil celo del exclusivismo que motivaron una conversación de 56 minutos y algunos segundos y los envios de correos electrónicos o para que hagan saber cuáles son los "ataques a la dignidad humana" perpetrados por nosotros contra ellos.

Las consecuencias

Ante estos acontecimientos los mencionados Señores de Misceláneas de Cuba deberían asumir su responsabilidad y actuar de la misma forma que en su momento lo hiciera el ex Presidente de los EE.UU. Richard Nixon durante el escándalo conocido como Watergate, quien renunciara a su cargo el 9 de agosto de 1974, retirándose de la vida pública. Eso si realmente se quisiera salvar lo poco que queda por salvar de esa organización y publicación para así evitar con ello su suicidio moral e histórico.

Pero seguramente esto no sucederá, pues quizá los vinculos de gratitud, sociolismo, los económicos y los de otra índole, así como la ineptitud política, son mucho más fuertes entre estos miscelánistas, que la virtud de reconocer la debacle moral a la cual (entiéndase Misceláneas de Cuba) la han arrastrado.

A los demás miembros de Misceláneas de Cuba, le podemos decir que este es el momento de una reflexión consciente y profunda para comprender las manipulaciones de los Señores Gainza Solenzal y Osvaldo Alfonso, revocarlos de sus cargos y responsabilidades. Entendemos y respetamos que es una cuestión interna.

A los financistas de Misceláneas de Cuba (SILC, USAID y Fredom House) sólo nos resta decirles, que los nombres de vuestras instituciones se verán enlodadas por tan descabellada e irresponsable politiquería.

PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS

CARTA ABIERTA A: