PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

!MUCHO CUIDADO CON LOS ESPIAS VICE!

Por Orlando Freire Santana, La Habana, Cuba, abril 5 -- No es difícil imaginar que en este momento el presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), la presidenta de la Sociedad Cultural José Martí, y el rector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, estén pensando en aquello que reza "cuando veas las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo".

 

 

Lo anterior viene a cuento a raíz de la reciente sustitución de Kenia Serrano como presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), y el nombramiento en ese cargo de Fernando González Llort, uno de los cinco espías que cumplieron prisión en cárceles norteamericanas, y que hasta ahora era uno de los vicepresidentes de ese instituto.

Como sucede casi siempre en estos casos, la información aparecida en los periódicos Granma y Juventud Rebelde fue escueta —casi toda centrada en exaltar los "méritos" de Fernando—, por lo que no ha de resultarle fácil a la opinión pública acceder a los verdaderos motivos de la sustitución.

Es verdad que el ICAP perdió mucho de su contenido de trabajo tras la liberación de "Los Cinco", y que en la actualidad solo les resta la algarabía que a cada rato forman contra el "bloqueo" de EEUU.

Sin embargo, no hay que olvidar que en el campamento internacional que mantienen cerca del poblado de Caimito, donde se viene más a veranear que a trabajar, preparan a la tropa de choque que defenderá al castrismo en la arena internacional.

De todas formas no son pocos los que creen que el ascenso de Fernando constituye el primer capítulo de una trama que lleve también a los primeros planos a otros tres de sus compañeros de la desarticulada Red Avispa.

Uno de ellos, René González, es actualmente vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí. Pero René es la cara visible de esa institución. Por estos días es presencia habitual en varios programas de televisión para informar que su entidad pretende llevar a escuelas y centros laborales las conferencias que organiza los primeros jueves de cada mes en su sede habitual del Vedado habanero.

Tan embullado se nota a René en esa tarea, que tal parece que pretende relegar a un segundo plano a los especialistas y funcionarios que laboran en las otras dos entidades oficialistas que vegetan a la sombra del legado martiano: el Centro de Estudios Martianos y la Oficina Nacional del Programa Martiano.

Ramón Labañino, por su parte, ocupa la vicepresidencia de la ANEC. Mas, apenas transcurre un día en que la prensa no informe de su presencia en alguna que otra actividad en cualquier parte de la Isla. En días pasados presidió en la Universidad de La Habana un acto de homenaje a siete profesores destacados (ocasión en que el periódico Granma prefirió dar a conocer el nombre de los dirigentes que asistieron a la actividad, y no el de los profesores homenajeados), y ahora aparece en Bayamo en el VI Congreso Cubano de Desarrollo Local. Bueno, ¿y del presidente de la ANEC que se dice?  Pues nada, en el anonimato total.

Y también tenemos el caso de Gerardo Hernández Nordelo, nombrado vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales. Pensándolo bien, quizás sea este el más atinado de los nombramientos, pues aunque el exjefe de la Red Avispa no posea un amplio bagaje docente, al menos preparará a los futuros embajadores para que simultaneen la diplomacia con la captación de información que les sea útil a los servicios secretos del castrismo. 

Así que ya lo saben los actuales presidentes de entidades que tienen como vice a algunos de los "Cinco Héroes": la cúpula del poder espera el menor desliz para proceder a su destitución