PORTADA
CONDICIONES DE USO
CONTACTOS
CORREO

Marte.
China comunista ha realizado varios vuelos espaciales, el último fue 23 de julio, y generalmente no son publicitados sus lanzamientos y resultados. Algunos tuvieron graves fallas, como los del 3 de enero de 2019 y 5 de mayo de 2020. El silencio de la prensa, la no proclamación ni transmisión en vivo de los eventos espaciales, que solo son conocidos por las evidencias de esas operaciones por el mundo. Esto no es una precaución sino un interés malsano en esa obra, posiblemente relacionada con la conquista militar del espacio. China tiene dinero y recursos en abundancias y un gobierno tiránico, capaz de desdoblar la ley para cumplir sus arrogantes ambiciones hegemónicas de ser la primera potencia mundial y dominar a la humanidad.

La Cuba castrocomunista anuncia con bombos y platillos los eventos aeroespaciales de la China continental y mantiene silenciado o en muy bajo perfil los acontecimientos estadounidenses en la esfera espacial. Sin embargo, mientras la NASA anunciaba el 17 de abril cuándo sería el primer vuelo comercial de la historia, la misión SpaceX Demo 2, el régimen castrista divulgaba en televisión a través de sus secuaces y voceros, que los estadounidenses, debido a la escasez de comida, estaban pasando hambre.

Por supuesto, en Cuba, por la amplia diáspora de sus ciudadanos en EEUU, conocen que a los pobres en ese país no le faltan el techo ni la medicina ni los alimentos; incluso, muchos sostienen económicamente a sus familiares en la isla y es que esos pobres viven muchos mejor que los médicos, ingenieros y maestros en la ínsula cubana.

En Cuba castrosocialista, la pandemia de la neumonía de Wuhan resaltó las evidencias de la escasez alimenticia; tan intensa es, que para contener el creciente descontento popular el régimen puso en práctica las viejas medidas leninistas, Nueva Política Económica (NEP, siglas en ruso) de 1921, proposiciones capitalistas para salvar al socialismo y sofocar la hambruna.

También Deng Xiaoping, líder y arquitecto de las reforma y apertura en China, 1980-1997, implantó esas políticas leninistas en su país. Pero lo más importantes es la cohabitación para subsistir y lograr pasar las tormentas económicas y conservar ese poderío dictatorial y cuando las condiciones lo permitan, imponer el más rancio comunismo. El hambre es el sello distintivo del socialismo, que se minimiza por el monopolio de la información, lo cual reprime la diversidad de opiniones y las libertades civiles y políticas.

Las poblaciones de las potencias militares mundiales, como la Unión Soviética y República Popular China, sufrieron del hambre. En estos mismos momentos, siento pena porque 600 millones de personas en China comunista están en la pobreza extrema y sufren de hambre, según el primer ministro chino, Li Keqiang.

Ante todas esas historias del socialismo, el Partido Comunista de Cuba, su títere diabólico Miguel Díaz-Canel y sus secuaces, quienes con sus arrogancias despenalizaron el abusivo impuesto sobre el dinero enviado por los familiares en el exterior, para luego hacerte comprar en las tiendas de su propiedad y a elevadísimos precios, a similitud de las vandálicas formas de la estafa o el robo, como si pagaran con esa moneda en Cuba.

En realidad, creen estos despreciables tiranos que podrán engañar nuevamente al pueblo cubano, enarbolando viejas medidas y con carácter hueco la frase de los grandes y verdaderos patriotas cubanos: ¡Viva Cuba libre! Sí, Cuba será libre en los principios del republicanismo, los derechos humanos básicos y sus libertades fundamentales, para todos los cubanos. Los días de prosperidad, el avance y triunfo de los emprendedores y científico-tecnológicos solo pueden ser en plena libertad.

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Por Dr. Oscar Elías Biscet, Agosto 1, 2020

Despenalizaron el abusivo impuesto sobre el dinero enviado por los familiares en el exterior, para luego hacerte comprar en las tiendas de su propiedad

LA DESPENALIZACIÓN DEL IMPUESTO AL DÓLAR Y LA FRASE HUECA DE DÍAZ-CANEL

La tripulación comercial de SpaceX prepara las condiciones para su regreso desde el espacio sideral. En la Estación Espacial Internacional (EEI), los astronautas y comandantes de la NASA Robert Behnken y Douglan Hurley están en un intensivo trabajo para tener lista su nave Crew Edeavour

Los astronautas Behnken y Hurley han operado en la misión SpaceX Demo-2 de la NASA, que es parte del Programa comercial de esa Agencia estadounidense y el objetivo es llevar cohetes con tripulación y naves espaciales autóctonas desde el territorio americano a la EEI. Asimismo, concretar los preparativos para la exploración y vivencia humana en la Luna y